7 razones para alquilar un autobús el día de tu boda

¿Puedes usar “autobúsboda” en la misma frase? La respuesta es sí, siempre y cuando los invitados estén en medio de ambas palabras. La lista de preparativos para una boda es amplia: elegir un buen vestido, el lugar de la ceremonia, el banquete, las personas que estarán invitadas… Y ahí surge un detalle: ¿qué hacer cuando invitas personas que no viven en la misma ciudad que tú y deben desplazarse del hotel a la recepción? ¿Y las personas que no tienen auto? Es por ello que alquilar un autobús es una excelente opción. Si aún no estás muy convencido, te dejamos 7 razones para alquilar un autobús el día de tu boda:

  1. Logística. Alquilar un autobús el día de tu boda te da la certeza de que todos tus invitados lleguen a tiempo, tanto a la ceremonia como al banquete.
  2. Tranquilidad. Ligado a la seguridad respecto a la puntualidad y asistencia de tus invitados, se suma el factor del conductor quien, con su experiencia en el manejo, disminuyen las dificultades y riesgos. Tus familiares y amigos pueden disfrutar el paisaje mientras el conductor del autobús los lleva a su destino.
  3. Seguridad. Los invitados no tendrán la responsabilidad de manejar de vuelta a sus casas o habitaciones de hotel. Los invitados disfruten los cocteles y licores que ofrecerás en el banquete. Esto se hace más importante cuando la mayoría de los invitados son jóvenes.
  4. Gratitud. Contratar un transporte exclusivo para tus invitados es un bonito detalle de agradecimiento para las personas que te acompañarán en tu gran día. Aprovecha al máximo el alquiler del autobús y personaliza los asientos, colocando tarjetas de bienvenida en los lugares. Tus invitados amarán este detalle.
  5. Diversión. Puedes organizar algún juego para que el tiempo dentro del autobús no sea aburrido. La contratación de un guía turístico es buena opción si vives en una ciudad desconocida para la mayoría de tus invitados; de este modo, se puede organizar la ruta para visitar sitios de interés.
  6. Estacionamiento. Los lugares disponibles para realizar una ceremonia nupcial, sobre todo los lugares dentro de la ciudad, tienen el mismo problema en común: nunca hay suficientes espacios para estacionar el coche. Contratar un servicio de valet parking puede ser costoso y se añadirá a tu lista de pendientes. Con el alquiler del autobús, ese asunto queda solucionado.
  7. Comodidad y descanso. Al terminar la fiesta, con las emociones a flor de piel y después de pasar un buen rato de baile, música y cocteles, los invitados tendrán todo el recorrido de vuelta para relajarse, platicar e incluso dormir un poco antes de llegar a casa. Tus invitados te agradecerán el no tener que conducir.

En Torres Bus contamos con autocares ideales para el día de tu boda. Contáctanos para conocer nuestro servicio de alquiler de autobuses.